El orgullo de Roger de Llúria

Un blog perico desde la lejanía

jueves, enero 13, 2011

El peso del fútbol

Se habla de burbuja inmobiliaria, de burbuja tecnológica pero se tarda en mencionar tal término para el fútbol y, en menor medida, el baloncesto. Una fuerza que sobrepasa la faceta económica para alcanzar al siguiente escalón: la sociedad. Como habré mencionado alguna vez que otra, 1995 ha supuesto un fin evidente a cualquier posibilidad "sancionadora"(incluso en perjuicio del propio club herculano) en este terreno cuando se pudo bajar al R.C. Celta de Vigo y Sevilla CF. Las manifestaciones de los aficionados fueron de tal magnitud que, al final, las administraciones deportivas se echaron para atrás y permitieron inscribirse en Primera a sevillistas y celtistas. Desde entonces no hay más descenso administrativo que el incumplimiento del pago a los jugadores el 31 de julio de cada año e, incluso, hubo unas temporadas en las que, sencillamente, solicitar la Ley Concursal evitaba el descenso de categoría; con esta figura jurídica se evitaba un mal como podría ser un descenso que, sobre el terreno de juego, no se había dado. Esta situación acabará desapareciendo con un anteproyecto en el que prevalecerá la legislación deportiva sobre la mercantil. Cada día observamos con horror como siguen incrementándose las deudas de los clubes con Tesorería General de la Seguridad Social, con Haciendas nacionales(AEAT) pero también locales. Si en Primera división hay equipos en los que los jugadores no cobran(el Hércules no es el único, no es que eso sirva para aliviar pero sí para ratificar una tendencia peligrosa), se pueden imaginar lo que puede ocurrir en clubes de 2ª ,2ªB y categorías inferiores con sus noticias de encierros. Las cifras que ruedan por los medios son escandalosas y demuestran, en cierto sentido, la impunidad por la que se mueve el fútbol con la permisividad de los que miran para otro lado(en general, administraciones). Tal es el peso del fútbol que es imposible ponerle freno a las deudas y los déficits galopantes.

Desde hace poco más de un año la UEFA quiere implantar el fair play financiero en el que se prevé sancionar a los clubes que mostrasen números rojos en sus cuentas anuales. Prácticamente, sin llevarse a cabo pues comenzará en la temporada 2013/14 con el análisis de los balances de los participantes, ya se ha llevado por delante al RCD Mallorca que, incurso en un procedimiento concursal, se vio privado de la licencia para participar en competiciones europeas. Un informe que han sacado a la luz sobre las cuentas de la temporada 2008/09 indica que el 56% de los equipos que juegan en las primeras divisiones europeas tienen números rojos(en total, 1.200 millones de euros), que sólo 4 de los 30 grandes equipos cumplen escrupulosamente esta norma,etc. El fútbol que, desde sus inicios, se puede considerar un deporte de masas, ha ido creciendo a codazos. Esa excesiva competitividad ha provocado que la mayoría de clubes se hayan metido en una espiral de sobregasto ya que comprueban que el único modo de subsistir es invertir más que otro en fichajes(en ese informe que citaba aparece un 64% de gasto que corresponde a la remuneración de futbolistas) incurriendo, a veces, en un doble error: gastar más de lo que obtienen y, a veces, de forma alocada(por ejemplo, clubes como el Real Zaragoza que inviertieron a principios de la 2009/10 una cantidad para después gastarse más en el mercado de invierno para arreglar el desaguisado). Los clubes saben que ese es el único modo fácil de subsistir en este mundo. Si a eso le unimos un posible problema con las televisiones, que son las que aguantan este peso, y que ya ha visto como Mediapro está involucrada en otro procedimiento concursal y que, a la larga, los canales específicos no podrán hacer ese despliegue económico, ahí encontramos a la aguja que haga reventar este gigante...aunque ya sabemos que las administraciones harán de colchón para la mayoría de clubes.¿Soluciones?Descartada la vía sancionadora, al menos en España(aunque la UEFA no cede tan fácil como el Consejo Superior de Deportes a las presiones de las aficiones), se debería buscar medidas de segundo grado que, a la larga, obligaran a los clubes a entender que no se puede permitir los excesos actuales(algunas se utlizan ya como es el caso de la imposibilidad de inscribir jugadores si se tiene deudas con otros miembros o no de la plantilla).

2 Comments:

Blogger Emilio said...

Pasó desapercibido por la clasificación final del Espanyol en la temporada pasada, que ni fu ni fa, pero también a nosotros nos quitaron (como al Mallorca) los de la UEFA la autorización a jugar en EUROPA, caso de habernos clasificado.

Está la cosa chunga. Ya ves como está nuestro club intentando vender a toda costa este invierno, lo que denota una falta de liquidez más que preocupante en nuestras arcas. Vamos, no quisiera imaginarme, ni por un instante, una clasificación europea, y más si es de Champions, y que nos la denegaran por deudas a los jugadores.

10:38 p. m.  
Blogger Fernando J. Cansado said...

Cierto. Ahí, el problema creo que fue que el Espanyol, con los affaires de Riera y Nene, asumió que le quitaran la licencia UEFA sin reclamar.No estaban clasificados pero si tenían solventado los modos de pago, tenían que haber dicho que quitarles la licencia era innecesario.

11:17 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home